imagen cargando

Para elegir auto en la tercera edad

Dependiendo de las condiciones físicas, autos con ciertos atributos son la mejor elección.

David Loji
Seleccionar un automóvil es un proceso importante pues se debe adecuar a las necesidades de sus usuarios, sean jóvenes, familias o personas de la tercera edad.
Según el Instituto Nacional de las Personas Adultas Mayores (INAPAM) un individuo es adulto mayor de los 60 años en adelante.

"Casi todos los adultos mayores que sepan manejar, pueden conducir un automóvil, con el mismo margen de seguridad que cualquier otra persona", comenta José Arenas, subdirector de Comunicación Social del Instituto.

"Son sus condiciones personales y su entorno, las que definirán si puede o no ponerse al volante de un vehículo", agrega.

El INAPAM, como organismo rector de la política pública sobre envejecimiento, no puede recomendar ni desaconsejar que alguna persona adulta mayor maneje o no un vehículo automotor.

"¿Cuándo no es recomendable que se ponga al volante? Sólo su médico o geriatra puede decirlo, pues a veces ni el propio adulto mayor percibe que su vida y la de otros pueden estar en peligro".

En caso de que el médico o geriatra apruebe que el adulto mayor conduzca, le mencionamos las recomendaciones que hace la American Automobile Association (AAA) para la compra de su automóvil en su sitio www.seniordrivingaaa.com.

Para personas con rango de movimiento limitado de sus caderas, al igual que dolores en las rodillas y piernas, son deseables puertas amplias y pedales ajustables.

También ayudan asientos eléctricos con altura entre la mitad de la pantorrilla y glúteos y tapicería de piel genuina o sintética.

Para adultos mayores con sobrepeso y baja estatura recomiendan volante con ajuste de altura y profundidad, pedales ajustables y asientos eléctricos.

Para artríticos y personas con habilidades motrices reducidas es deseable contar con un volante de empuñadura gruesa, carrocería de cuatro puertas, entrada al auto con llave inteligente, espejos eléctricos y controles grandes en el tablero.

También encendido del motor mediante botón, sensor de lluvia, espejos calefaccionados, palanca de cambios deslizable y movimiento automatizado de puertas y cajuela.

Para personas con movilidad limitada en hombros, espalda, cuello y brazos ayuda tener volante con ajuste de altura y profundidad, espejos grandes, asientos calefaccionados y con ajuste lumbar y cinturones de seguridad ajustables.

Adicionalmente ventana trasera con visión amplia, cámara de reversa, freno de estacionamiento de pedal, sensores de reversa y frontales, sistema de estacionamiento automático, espejos calefaccionados y movimiento automatizado de puertas y cajuela.

Para personas con visión disminuida se recomienda tener instrumentación de alto contraste, espejo electrocrómico, tapasoles extendibles y grandes controles de audio y aire acondicionado.

Y para personas con una reducción cognitiva se recomienda sensor de lluvia, instrumentación de alto contraste y en general un diseño clásico y sin complicaciones.

NOMBRE: COMENTARIO:
E-MAIL


App Avisos de ocasion
 
Notas Relacionadas

Cerrar
Cerrar